btn-gacetillas

Escruche en el local de Henry Fisher

En la madrugada del martes pasado, delincuentes ingresaron al local de venta de indumentaria masculina Henry Fisher, en el Paseo Jardín, luego de intentar romper la vidriera de la joyería ubicada en el mismo centro comercial de Elorza y San José.
Aparentemente los delincuentes cambiaron su objetivo y rompieron el vidrio de la puerta de entrada del local Henry Fisher, donde no se activó la alarma debido a que el corte de luz provocado la noche anterior por la fuerte tormenta dejó sin batería al sistema.
"Entraron y revolvieron todo el local", dijo Guillermo, titular de la firma, quien además valuó los faltantes de mercadería en "unos 50 mil pesos", a los que sumó unos 9 mil pesos en efectivo que se encontraban en una caja para pago de proveedores. "Entre otras cosas, se llevaron once camperas de más de 1.000 pesos cada una", afirmó.
"También revolvieron atrás del mostrador y se llevaron una caja con efectivo, donde estaban preparados los pagos a proveedores por unos nueve o diez mil pesos", agregó.
"La alarma no funcionó porque al cortarse la luz la noche anterior se descargó la batería, y cuando rompieron el vidrio la batería no tenía fuerza para sonar. Los de la alarma me llamaron a la una para decirme que había un corte de luz en Funes y que la batería se había empezado a descargar y no sabían hasta cuando iban a poder seguir monitoreando", relató Guillermo, quien reside en Fisherton.
Ante el llamado de un vecino, asistió el Comando Radioeléctrico. Los vecinos se quejaron porque el personal policial dejó a un vecino custodiando el lugar hasta la llegada del dueño. A la mañana siguiente, Pablo Palavidini se hizo presente y justificó el hecho en la falta de personal. "Si tengo que dejar alguien custodiando acá me quedo sin gente para patrullar", explicó.
Guillermo le explicó a La Verdad Funense que este fue el primer robo de "esta escala", aunque ya había tenido que sufrir pequeños robos, "nunca a mano armada".

Robo a mano armada en verdulería El Paso

El lunes pasado, cerca de las 10 de la mañana, dos delincuentes de entre 20 y 25 años, armados, ingresaron a la verdulería El Paso, ubicada en avenida Mitre al 1700, a pocos metros de Tomás de la Torre, y sorprendieron a Ricardo, el titular del negocio, y a su esposa, quienes estaban en ese momento en el interior de la vivienda, ubicada detrás del comercio.
Los delincuentes rodearon el mostrador del local y aprovecharon la situación para ingresar el domicilio, donde los encañonaron y obligaron a entregar el dinero bajo amenazas. "Estábamos adentro (de la casa) haciendo unas cosas y cuando nos dimos vuelta estábamos con el arma en la cabeza", le dijo Ricardo a La Verdad Funense.
Según contó, este es su primer robo en los cuatro años que lleva instalado en el lugar.
Mientas uno de los delincuentes lo mantenía tirado en el suelo, su mujer recorría la casa y el negocio en busca de dinero. "Dame todo lo que tenés o lo quemo a tu marido", le decían.
Ricardo no pudo reconstruir la cantidad de dinero que tenía en ese momento como para brindar una información certera, y prefirió no dar datos de cuánto dinero se habían llevado, aunque aclaró que también le robaron un LCD y celulares.
"Fueron de cinco a siete minutos terroríficos", dijo y aclaró que su hija estaba en su cuarto mientras ocurría todo y alcanzó a ver a los delincuentes mientras su madre buscaba el dinero para entregarles.
Según explicó Ricardo y luego confirmaron fuentes policiales, los delincuentes se marcharon por Tomás de la Torre en dirección a Rosario. La Policía intentó una persecución pero no tuvo resultados positivos.
"Ese cañón en la cabeza te deja mal", dijo Ricardo, visiblemente angustiado por la situación.
Las imágenes de los delincuentes, que se movilizaban en un Fiat Duna blanco, fueran captadas por las cámaras de videovigilancia del Municipio.

Entran a oficinas del Paseo del Pinar y se llevan dinero, computadoras y ropa

En la madrugada del lunes pasado, tres delincuentes ingresaron a dos oficinas y un local de la planta alta del Paseo Pinar, en Elorza y ruta 9. De las oficinas, pertenecientes al Grupo Yatay, sustrajeron dinero en efectivo, valores y computadoras, mientras que de un tercer local se llevaron ropa embalada en cajas, debido a que el negocio estaba "a punto de mudarse".
Según relató el titular de la desarrolladora inmobiliaria en diálogo con La Verdad Funense, las oficinas no tienen alarma porque el centro comercial cuenta con personal de seguridad privada, pero ese día, dijo, "sospechosamente tenía franco". "Es la primera vez que escucho que la seguridad tiene franco", dijo el hijo del titular de la empresa. Pese a todo, el movimiento de los delincuentes y los vehículos en los cuales se llevaron la mercadería quedaron registrados en las cámaras de seguridad del centro comercial.
Según la secuencia que se observa en la grabación, "primero entraron en el local 11, de Yatay, después en el 10, y finalmente en el 11, que también es de Yatay".
Según explicaron desde la empresa damnificada, los ladrones se llevaron "dos monitores, una CPU, 4.300 dólares, 35.700 pesos en efectivo, 175 mil pesos en valores de terceros y 42 mil en valores de terceros rechazados".
También se quejaron porque no lograron "comunicarse con el Municipio para acceder a las grabaciones del Centro de Monitoreo".

Entradera en calle General Paz

Alrededor de las 20.30 del sábado pasado, cuatro masculinos armados sorprendieron a una mujer y a sus dos hijos –de 4 y 8 años– cuando ingresaban a su casa de la calle General Paz al 900. Se llevaron 5.700 pesos en efectivo, joyas, celulares y el Peugeot 308 color blanco de la mujer.

Roban carnicería en garita 13

Ese mismo sábado, pocos minutos antes, dos hombres armados que se movilizaban en una motocicleta de 110 centímetros cúbicos, robaron la carnicería ubicada a la altura de la garita 13, por ruta 9. Se Llevaron 1.000 pesos del local y $200 de un cliente.

Choque, fuga y linchamiento frenado, tras un robo de bebidas en el kiosco Iván

El viernes pasado, cerca de las 19, un joven fue descubierto por ocasionales compradores del kiosco Iván, de calle Independencia a metros de ruta 9, cuando robaba unas botellas de bebida blanca de alto valor. Pese a eso, alcanzó a subirse a su Peugeot 307 negro, mientras un joven que lo acompañaba quedaba en el lugar.
El dueño del local, Cecilio Coria, intentó entablar un diálogo con él pero sólo logró que le pisara el pié con el auto, como toda respuesta.
En el intento por escaparse del lugar, visiblemente alterado, el joven impactó contra un coche de la línea 133 y un VW Gol. Pese a todo, siguió su marcha y se escapó.
Mientras tanto, la gente presente en el lugar amenazó con golpear a su acompañante y podría haberse producido un linchamiento, de no ser por la acción del propio Coria, que llamó a la cordura.
La denuncia fue hecha en sede policial pero, al cierre de esta edición, el joven, que según la versión de su acompañante vive en un barrio cerrado de la ciudad, no se había presentado a hacer su descargo.

 

Más en esta categoría: « Farmacias de Turno

Copyright 2013 La Verdad Funense  | Tel: 493-2595

JoomShaper