btn-gacetillas

×

Error

Cannot retrive forecast data in module "mod_sp_weather".

Viernes, 11 Marzo 2016 15:02

Aprobaciones exprés: los vecinos volvieron al Concejo pero ante la falta de respuesta evalúan otras acciones



El martes pasado, a las 19, los vecinos de la multisectorial que rechaza las aprobaciones exprés del 22 de diciembre volvieron a convocarse en las puertas del Concejo. Finalizada una corta sesión de cerca de 20 minutos, a la que no asistió el concejal del Frente para la Victoria Rolvider Santacroce, algunos de los vecinos convocados ingresaron al recinto para volver a dialogar sobre la posibilidad de derogar las ordenanzas que a fines de diciembre dieron luz verde a dos barrios privados y un Parque Industrial en la ciudad, dando por tierra con las promesas electorales de no urbanizar hasta tanto se realice un plan estratégico.
A esa altura, el otro concejal del FPV, el ex intendente Juan Miguez, y la concejala del Frente Progresista, Ana Martelli, ya se habían retirado. Sumada la ausencia de Santacroce, sólo dieron explicaciones los concejales Juan Ignacio Rímini, el único que votó en contra las polémicas ordenanzas, y los ediles del PRO Carlos Olmedo y Luis Dolce.
En el inicio del diálogo con Olmedo, presidente del Concejo, los vecinos volvieron a pedir razones de la aprobación. "Primero –respondió el concejal–, por los recursos de la reserva fiscal, y además porque son todos lotes que no pagan TGI y van a empezar a pagar. La única forma de llevar servicios a los vecinos es con el cobro de la TGI".
Frente a esto, uno de los vecinos respondió: "Es raro lo que decís, porque tu jefe político, el intendente, dice que la TGI la paga el 38 por ciento. Si salieran a buscar el resto, obtendrían los recursos que necesitan y no tendría necesidad de aprobar un barrio privado que no le aporta absolutamente nada a Funes. Lo que da a pensar que hay un negocio detrás de esto, y está clarísimo, a nadie le cabe duda. Por eso estamos tratando de que despierten y entiendan que nosotros sabemos que el negocio está, y no un negocio porque se llevan plata ustedes, eso no lo sé, pero la discusión no es esa. Entonces, en lugar de armar una oficina para recaudar mejor arman un nuevo barrio, cuando a muchos barrios les falta todo. La respuesta es chatísima, pobre y miserable".
Tras este inicio caliente, los vecinos pidieron precisiones del aumento que implicarían los emprendimientos en la recaudación, descontados los servicios nuevos que el municipio debería brindar, pero además trataron de darle un marco más general a la discusión, más allá del dinero que podría ingresar al municipio en concepto de reserva fiscal, y del virtual aumento de la TGI. Los vecinos hablaron de la importancia de brindar servicios "en una ciudad colapsada" y destacaron la falta de infraestructura escolar, de efectores de salud, y de ingresos suficientes, además del reproche que estuvo siempre de fondo en la discusión, en una ciudad que está a quince días de una inundación de la que no se libró casi ningún lugar de la ciudad.
Los concejales se mantuvieron en los argumentos que ya habían brindado la semana anterior, aunque no pudieron dar precisiones sobre los aumentos en los ingresos por TGI ni tampoco las obras que se harían con los recursos de la reserva fiscal. Dolce además calificó como un error la difusión de cifras que hicieron desde la Intendencia. "Todavía hay que ver qué hacemos con la tierra", advirtió. También resaltaron la idea del Ejecutivo de impulsar un plan estratégico, cuyas primeras reuniones, según Olmedo, serán durante la próxima semana.
Frente al argumento, alguien respondió: "¿Sabés por qué estoy caliente? Porque el desarrollo de Funes está en manos de los privados. Lo que te acerca el privado, se evalúa. Y eso está bien claro porque después de que se armó el quilombo, sale el intendente a decir que se va a hacer un plan estratégico. Si no hubiera pasado nada, venían seis desarrollos más. Estamos a merced del desarrollador inmobiliario y no estamos pensando entre todos qué ciudad queremos". Y otro agregó: "Todos sabemos que Funes está colapsado. Pero no de ahora. A tres cuadras de mi casa flotaban pescados hace 10 días, en Mar del Plata al fondo. Si el problema está hoy, ¿cuál es el movimiento real que tiene que haber dentro de ustedes para pensar que primero hay que permitir este semejante negocio y después discutir qué ciudad queremos? Los vecinos planteamos que por una vez en la vida tengan un poco de dignidad y primero discutamos qué queremos hacer y después ver lo que le dejamos hacer a esta gente. Esa es la discusión".
Los ediles del PRO insistieron en la idea que el Concejo sólo había dado la prefactibilidad a los emprendimientos, cuyos desarrolladores deben convalidar aspectos hídricos y de impacto ambiental en la provincia. "En realidad yo estoy diciendo a mí me gusta que ahí haya un barrio, fijate si lo puedo hacer", dijo Olmedo, y promovió la reacción de vecinos: "Ustedes están transfiriendo la responsabilidad a la provincia para definir si ese barrio es factible o no. ¿Y por qué no le preguntan a la provincia también si están condiciones de brindar los servicios que tiene que brindar? En la ordenanza no habla ni de escuelas, ni de salud", les espetaron.

Razones del voto en contra

En un momento de la discusión, los vecinos interrogaron las razones de su voto en contra de las tres ordenanzas cuestionadas a Juan Ignacio Rímini, del Frente Progresista. "En campaña las tres fuerzas políticas más importantes de la ciudad planteamos la necesidad de un plan estratégico. Hoy la ciudad está colapsada y hay que tratar con seriedad las necesidades que tiene la ciudad, no sólo desde el punto de vista de los servicios municipales, sino los provinciales y nacionales. Yo no estoy en contra de un Parque Industrial pero supera cualquier análisis seguir expandiendo la ciudad cuando hay un sinnúmero de demandas sociales por cumplir", respondió el edil.
Los vecinos utilizaron ese argumento de Rímini para seguir cuestionando a los concejales que votaron a favor, aunque cuando le pidieron al edil del Frente Progresista que presentara un proyecto de derogación de las normas, este planteó dudas en relación a la posibilidad de un juicio contra el Municipio.

"Tenemos que pensar en otras formas"

En ese marco, los vecinos sentaron un posición a manera de resumen de la reunión: "Lo que se puede sacar en claro hoy es que la única solución que tenemos los vecinos para que estos emprendimientos no se desarrollen es que empecemos a buscar iniciativas y formas de manifestarnos que no tengan que ver con el Concejo, porque evidentemente los concejales nos han dicho que no están dispuestos a dar marcha atrás en esto. Ellos creen que esta es la solución para Funes. Nosotros tenemos que pensar en formas que no tengan que ver con convencerlos a ellos".
"Los vecinos venimos a ejercer una presión para intentar que ustedes den marcha atrás en lo que estamos seguros que nos va a perjudicar. Hay otros sectores que presionan para que ustedes le den la prefactibilidad. Entre esas dos presiones ustedes eligieron ya una vez por una y ahora están volviendo a elegir por la misma", cerró el mismo vecino.


Copyright 2013 La Verdad Funense  | Tel: 493-2595

JoomShaper